ElizabethRoman 

 

De origen sudamericano vivo y trabajo desde hace varios años en  París. Mis primeras referencias artísticas se encuentran en la obra de los pintores muralistas mexicanos y su expresión artística, política, y social en la historia.  Mi obra ha sido fuertemente inspirada por todos esos artistas pertenecientes a la figuración narrativa, quienes reinsertaron la figura en el discurso del arte contemporáneo, a fin de hablar de la vida diaria,  con un  propósito de crítica social "Una obra  no es solamente  un objeto de contemplación, si no también un  instrumento de comunicación" Mi trabajo afirma sus raíces en la tradición del arte figurativo  inspirado por el  movimiento muralista,  pero se verá más adelante también influenciado por el Arte Pop  y  su peculiar  tratamiento lizo de las superficies y de áreas coloreadas (aplats), al igual que por las nuevas formas de figuración y su dimensión poética voluntariamente ausente en el Arte Pop.

Hoy en día mi trabajo y mi visión  artística, están  fuertemente influenciados por el llamado arte callejero, arte urbano o street art,  y su enfoque artístico con un frecuente contenido social e inclusive político. En mi búsqueda artística me he sentido fuertemente interpelada  por estos artistas callejeros y por su espíritu militante, implicado socialmente. Encuentro una gran inspiración  en  su producción plástica  la cual suele tener  un alto contenido crítico de la sociedad,  muchas veces irónico  y con mensajes que nos invitan a la reflexión y  al análisis de nuestra sociedad. Actualmente mi visión artística me lleva a buscar  impregnar  mi trabajo de este contexto presente en el street art y que me recuerda la esencia del arte muralista mexicano y su compromiso social  "El arte que deja atrás la pura función estética y que adopta una  intención  de protesta, de reflexión e inclusive  de crítica frente a los diferentes hechos que marcan la sociedad contemporánea”.

Podría decir entonces que mi obra aún se inscribe dentro de la tradición muralista y su declaración política y social pero que al mismo tiempo se encuentra fuertemente influenciada por la era Post-Graffiti,  pues mi trabajo se inspira y defiende la cultura urbana, cultura popular o pop cultura. Como mis orígenes puedo  entonces calificar mi obra de mestiza pues ésta posee la fuerte influencia del arte callejero, de su mensaje social y de su  carácter muchas veces polémico  sin por lo tanto dejar de lado  la  fuerte herencia de la pintura muralista que supera las barreras estéticas y se constituye en un importante canal de emisión de mensajes  con un contenido frecuentemente social o político.

En mi trabajo, mezclo arte, grafismo y  reivindico un fuerte multiculturalismo,  pero ante todo me considero como una artista pop, pues  pertenezco a la cultura popular urbana o pop cultura, por consiguiente encuentro mi fuente de inspiración en el mundo urbano y en la sociedad contemporánea.  Hoy en día, diferentes factores: sociales, culturales, políticos y climáticos reaniman el debate de la pintura narrativa y de la  figuración " La pintura que narra el evento, que plantea interrogaciones  y que ofrece la posibilidad de generar una conciencia crítica hablando a través de la imagen”